martes, 30 de noviembre de 2010

Dime tu nombre ahora que perdí, Maria do Rosário Pedreira


Dime tu nombre ahora que perdí
casi todo, un nombre puede ser el principio
de algo. Escríbelo en mi mano

Como tus dedos – como el polvo se
inscribe, desazonado, en los caminos y los
lobos manchan el manto de la nieve con las
señales de su hambre. Susúrramelo al oído.

Como si trasladaras las palabras de un libro
hacia otros adentros - así conquista el viento
el tímpano de las cuevas y entra la calidez del verano
en la casa fría. Y, antes de partir, pósalo

en mis labios lentamente. Es un poema
azucarado que se derrite en la boca y arde
como la primera menta de la infancia.

Nadie olvida un cuerpo que tuvo
entre sus brazos un segundo – un nombre sí.

_____________

Índigo (nuria p.serrano) de la imagen y de esta versión de un poema en portugués de Maria do Rosário Pedreira, cuyo enlace podéis seguir para acceder a su blog.

5 comentarios:

  1. Bello poema amiga, has sabido elegir un delicado poema. Felicitaciones a su autora.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Obrigada pela visita ao onzepalavras e pelo comentário no texto "Condutor Ausente", e principalmente por me acolher em seu espaço como seguidora.

    Aproveito para te felicitar quanto ao poema bem escrito. É belo.

    Voltarei mais vezes.

    Abraço, Ana

    ResponderEliminar
  3. Maravilloso poema

    Felicidades a la autora y gracias a ti por compartirlo.

    UN abrazo

    ResponderEliminar
  4. El poema juega con muchas imágenes y el final del mismo sencillamente me encanta.

    Hacía tiempo que no pasaba por ésta, tu casa, tu hermosa casa, llena de vida.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. a Maria do Rosário é uma poeta excepcional


    beijo

    ResponderEliminar

Un espacio para tu emoción, tus trazos. O tu silencio.